Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Ashtanga Yoga, estilo Mysore

November 17, 2017

 

El estilo Mysore es nombrado así  ya que “Mysore” es la ciudad en India donde el gurú Sri K. Pattabhi Jois enseñó Ashtanga yoga durante más de 60 años siguiendo un particular estilo en el cual se va enseñando a los alumnos la secuencia de posturas y respiraciones poco a poco, cada uno a su ritmo y acorde a sus posibilidades. Los profesores ajustan y corrigen individualmente y van agregando posturas o profundizando en las ya conocidas de acuerdo a las necesidades y particularidades de cada persona. Se puede practicar Ashtanga a cualquier edad y condición física. A diferencia de lo que se suele pensar, no se necesita ser flexible, ni estar entrenado. Al contrario, las personas menos flexibles son las que obtienen más beneficios físicos, desarrollando la flexibilidad. Y a su vez desarrolla la fortaleza, la resistencia y la agilidad. Es una práctica que se adapta individualmente a las capacidades y necesidades de cada uno, cuando se enseña correctamente.

 

Es la manera tradicional en la que se enseña Ashtanga Yoga y la más adecuada para construir poco a poco una práctica personal sólida.

En este estilo de clase los estudiantes pueden entrar a la sala y empezar su práctica en cualquier momento dentro del margen horario planteado. Los practicantes trabajan sosteniendo la respiración,  la concentración y la conexión interna.

 

Depende de tu nivel el estilo Mysore se adapta tanto a practicantes principiantes como avanzados, con el fin de desarrollar una auto-práctica que puedes mantener en cualquier lugar.

La práctica diaria aporta un crecimiento continuo a través de la repetición de las asanas conociendo a tu mente y cuerpo, descubriendo algo nuevo sobre la postura y sobre vos mismo.

 

Este estilo de Yoga se transmite siguiendo la tradición Parampara. Parampara o linaje, es la tradición basada en la relación espiritual y orientación donde las enseñanzas se transmiten de un Gurú (Maestro) a un Sisya (discípulo). Tal conocimiento se imparte a través de la relación que se desarrolla entre el gurú y el discípulo. Esta relación es considerada, , el mejor camino para transmitir el conocimiento.

 

Es muy diferente a cualquier otro estilo de yoga e incluso a una clase guiada de Ashtanga.

Puede suceder que un alumno acuda a una práctica guiada de Ashtanga y termine pensando “esto no es para mi”, “no puedo hacer un montón de posturas”, “es demasiado dinámico” etc. Precisamente por eso el estilo Mysore es ell apopiado para principiantes,  ya que cada practicante va a su ritmo, conociendo la secuencia paso a paso e incorporando las posturas en forma gradual. Cada persona tiene distintas aptitudes físicas, se encuentra en diferentes estados emocionales y tiene necesidades y aprendizajes distintos. Esta forma de práctica te brinda la oportunidad de no sentirte presionado por seguir a un grupo  un mismo ritmo, escuchando tu propio cuerpo, descubriendo tu propio ritmo y aprendiendo a paso a paso a desarrollar tu propia práctica, sintiéndote unido a ella.

 

Al principio puede resultar una práctica intensa. La fortaleza física y mental están presentes, es una práctica que demanda disciplina y constancia y la repetición de asanas requiere de paciencia y mucha dedicación.

 

Patthabi Jois decía “Practica y todo llega”, Y así es, todo lo que somos se hace presente, lo “bueno” y lo “malo”, la fuerza d voluntad, los miedos, las inseguridades, el ego, el amor, la frustración, la paciencia y la impaciencia, la inconstancia y el permanecer. Poco a poco todo se nos muestra para que nos conozcamos y podamos conectar con nuestra naturaleza más profunda, esencial y divina, despojándonos de formas físicas, mentales y emocionales que nos limitan y condicionan.

 

Las asanas son solo una herramienta, una base, un asiento, nos ayudan a llegar a un estado más completo;  la práctica nos sirve como meditación en movimiento Y el compromiso con ella nos lleva a respetarnos a nosotros mismos y darnos un espacio sagrado en medio de la vida agitada que llevamos. Un espacio para escuchar, para sentir, y para expandirnos cada día un poco más hacia el centro de nuestra alma, cada respiración es una posibilidad de sentirte completo.

 

Si queres equilibrar el estrés y las presiones mentales, físicas y espirituales a las que nos somete el mundo moderno en que vivimos. Si queres estar mejor, conocerte, descubrirte, alivianar tensión, estar saludable, fuerte y pleno, anímate y proba por vos mismo, aquí serás bienvenido!

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

​© 2017 by Ayres Yoga. Todos los derechos reservados